¿Cómo mejorar la imagen de mi negocio?

¿CÓMO AYUDA EL DISEÑO A MEJORAR LA IMAGEN DE MI NEGOCIO?

Seguramente te has preguntado más de una vez ¿ cómo mejorar la imagen de mi negocio ?:

  • ¿Porqué necesito invertir en diseño?
  • ¿Es necesario utilizar materiales bien diseñados si mi empresa es una pyme?
Como mejorar la imagen de mi negocio

Cómo mejorar la imagen de mi negocio

LA CLAVE MX RESPONDE:

Bien, a todo ello, que son preguntas bastante recurrentes, contestaremos parte por parte. El diseño está más cerca de nosotros de lo que imaginamos: desde el diseño industrial de la silla de aluminio y plástico donde nos sentamos, la forma de tu televisión, la cuchara que utilizas para tus alimentos, y muchos etc., El diseño textil es el que implica la definición de las características visuales, texturas, estructura del tejido y tipo de materiales que, en forma de jeans o una playera de moda que utilizas cotidianamente.

En éste caso nos enfocaremos al diseño gráfico, aunque muchas veces terminamos involucrando otros ámbitos del amplio universo del diseño, según los requerimientos del proyecto. El diseño gráfico va más allá de lo que la gente piensa: que se trata de hacer sólo dibujitos, adornos y otros ornamentos para “que se vea bonito”.

El diseño gráfico, como otras áreas del diseño (y de la misma forma como por ejemplo se trabaja en arquitectura o ingeniería) inicia a partir de una necesidad que resolver, se formula correctamente el problema en un proceso llamado “brief” que podría considerarse un resumen de acciones o estrategias a seguir y los medios disponibles para ello, los objetivos, entre otras cosas, y después de ello se inicia con las siguientes etapas donde se busca finalmente una solución específica que incluye la expresión final en forma visual. Pero, entonces:

¿PORQUÉ NECESITO INVERTIR EN DISEÑO?

¿Y CÓMO PUEDE AYUDAR A MEJORAR LA IMAGEN DE MI NEGOCIO ?

En primer lugar, como lo comenté antes, el diseño se utiliza para resolver una o varias necesidades específicas. Tales requerimientos pueden ser de comunicación, didácticos, de identidad, de utilidad, de señalización, etc., de tal forma que es un amplio abanico de posibilidades que pueden solucionarse, según el ramo y tamaño de la empresa.

Siempre estamos en busca de diferenciarnos de los demás, y en cuestiones de negocios vamos más allá, tratando de ser la primera opción de nuestro ramo, es aquí donde entra el diseño: a través del diseño se puede lograr una diferencia sustancial frente a la competencia, resaltando las ventajas y especialidades; puedes construir  una identidad marcada y fuerte, de tal forma que no haya confusión cuando un posible cliente necesite tu servicio o producto.

El buen diseño, o una estrategia integral de diseño bien implementada, se verá reflejada desde que entregas tu tarjeta de presentación al cliente; se distingue cuando el cliente está afuera de tu negocio y observa que la imagen de tus tarjetas, flyers (o volantes) y folletos corresponde con la imagen que refleja la fachada del negocio; se descubre porque los materiales de comunicación y difusión están bien estructurados, sin errores de ortografía, sin imágenes o fotos borrosas y de mala calidad que parecen manchas, porque están los datos necesarios completos.

El buen diseño se ve cuando existen indicaciones correctas para el estacionamiento, las oficinas o división de áreas de tu empresa, y lo mejor es que todas ellas posean una identidad homogénea, que tu cliente sepa que te preocupas por hacerle la visita más fácil.

¡LO BARATO, AL FINAL  RESULTA MÁS CARO!

Habrá quien diga: “puedo ahorrarme eso que tendría que invertir en diseño para mejorar la imagen de mi negocio si lo mando hacer con cualquier persona que sepa usar una compu y tenga una impresora, o si le digo a mi hermanito que me haga unas cuantas tarjetitas”. ¡Pero cuidado! Porque tus clientes también podrían hacer lo mismo cuando requieran un servicio o producto de tu negocio, pues pensarán: que si no tuviste el cuidado de invertir en un buen material promocional, tampoco tendrás un buen cuidado y calidad en atenderlos o en fabricar sus productos.

La primera impresión es la que cuenta, al igual como en las relaciones sociales, y en ésta primera instancia los clientes podrían hacer una mala evaluación de tu empresa por el simple hecho de recibir una información errónea, de mala calidad, deficiente o sin la capacidad para atraer su atención; por ahorrarse unos cuantos pesos estarías arriesgando la credibilidad de la empresa o tu nombre, en el caso de usar tu propio nombre para brindar algún servicio.

UN EJEMPLO RELACIONADO CON LA SALUD

Como ejemplo, y a la vez como una especie de resumen me gustaría decirles lo siguiente: cuando alguien se enferma, y si no quiere “gastar” mucho ¿qué hace? En primer lugar, y como “buen mexicano” se automedica, sin pensar que quizá se pueda enfermar más; si ésto no funciona acude a una farmacia que cuente con consultas económicas; en el caso de que no se mejore acude con un médico general o al seguro social; pero supongamos que sufrió una herida en un ojo y corre riesgo de que su córnea se desprenda, ¿qué hace?, ¿trata de curarse a sí mismo?, ¿busca una farmacia con consultas de 20 pesos?, o decide acudir de inmediato con un oftalmólogo para que resuelva efectivamente su problema como especialista que es, aunque le cueste bastante más que ir a la consulta de la farmacia.

La gran mayoría nos decidiríamos por la opción del final, la más lógica; de la misma forma, si quieres que tu negocio mantenga u obtenga una mejor salud, conviene dedicarle un poco más, y no digo que el diseño por sí mismo resuelva todos los problemas, porque aún teniendo la mejor estrategia de diseño y un punto de venta verdaderamente atractivo si el trato al cliente es deficiente las cosas no funcionan, igualmente si los manejos financieros que se realicen no son los adecuados todo terminará por tomar un rumbo imprevisible.

Conviene tomar decisiones que contribuyan a mejorar tu negocio, y el invertir en diseño es una de ellas; decídete a confiar en alguien que, como otros profesionistas, ha dedicado varios años de su vida al aprendizaje de procesos, técnicas y estrategias, para implementarlos en ayudar a mejorar tu imagen y tus ventas. Si lo piensas bien, ¿verdad que vale la pena invertir en mejorar la imagen de mi negocio a través del diseño?

¿ES NECESARIO UTILIZAR MATERIALES BIEN DISEÑADOS SI MI EMPRESA ES UNA PYME?

Al igual que en cualquier ámbito de la vida, si se posee una micro, pequeña o mediana empresa, o si se trata de una enorme institución global, se debe considerar con el debido respeto, porque es nuestra empresa y es nuestra razón de ser y nuestra fuente de sustento económico. Yo creo que, si a nosotros no nos importa nuestra propia empresa, ¿cómo podemos esperar que a los demás les importe? Podemos partir de esa premisa y sabremos que todo esfuerzo, por pequeño que sea, tendrá sus resultados, y si cuidamos de nuestra empresa como de nosotros mismos estaremos un paso adelante, y aún en tiempos de dificultades podremos seguir avanzando.

En mi caso, como integrante y co-fundador de revista La Clave en mi ciudad, he sido testigo del crecimiento de pequeñas empresas que creyeron en sí mismas y que ahora lideran el área donde se desenvuelven; creo que los ejemplos abundan en todas partes, y en éstos años desde que estoy inmerso en el mundo del diseño y la publicidad he tenido la fortuna de trabajar junto a cientos de empresas locales e incluso de otros estados cercanos, escuchar sus requerimientos, conocer las aspiraciones y metas de sus propietarios, y lo más emocionante es ver la trayectoria de esos negocios familiares que se convierten en empresas, y luego en líderes de su ramo, con participaciones en eventos estatales y nacionales.

¿ Cómo mejorar la imagen de mi negocio ?

Entonces, definitivamente es muy recomendable invertir en crear una buena imagen desde que se inicia un negocio. No lo digo sólo porque soy diseñador, lo digo porque a largo plazo es una buena costumbre y un extra que les damos a nuestros clientes para que se sientan a gusto con nosotros y con nuestros productos.

Al final, el diseño no es un gasto. Invertir en diseño es comenzar a construir un nombre, una imagen, una experiencia que los clientes recordarán y que llevará sus pasos de regreso a tu negocio una, otra, y otra vez. Acércate a La Clave, descubre todo lo que puedes lograr sólo con tener la decisión, y nosotros tendremos un plan a tu medida. No dudes en preguntar, criticar, agregar o aportar lo que gustes, estamos para servirte.

Atte. LDG Armando Juárez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.